(+34) 971 631 650

  RESERVA AHORA
ESP
MENU
Menu

La Serra de Tramuntana. Paisaje cultural por la Unesco

Barranco de la Sierra

 En Junio del año 2011 la isla de Mallorca recibió una de las condecoraciones más importantes a nivel mundial, la declaración de la Serra de Tramuntana Paisaje Cultural por la Unesco. Esta declaración no hace más que reafirmar la belleza y excepcionalidad del tesoro paisajísticos más importante que preserva nuestra isla. No es de extrañar que los primeros viajeros de Mallorca, hacia el siglo XIX-XX, quedaran cautivados y asombrados por la imponente belleza de la Serra de Tramuntana. Basta con leer los libros de viaje de André Grasset, George Sand, el Archiduque Luis Salvador, Charles Toll, Gaston Vuillier, Ruben Dario, Mary Stuart Boyd, Leclercq, Louis Codet, entre otros, para ver la fascinación que este monumento natural les produjo.

Aunque la belleza de la Sierra es incuestionable, tenemos que tener muy presente que la base de su declaración, como Paisaje del Patrimonio de la Humanidad, no es la naturaleza en sí, sino la acción del hombre sobre ella. La configuración actual de este paisaje es una estrecha simbiosis entre la acción del ser humano sobre el medio que, a lo largo de milenios, a terminando configurando lo que hoy en día es la Sierra.

Vista de la zona norte de la Sierra

La obra faraónica que realizaron nuestros anónimos antepasados ha recibido, al fin, una recompensa. Nos estamos refiriendo a los millones de bancales que contienen la tierra de las empinadas laderas de nuestras montañas y a los incontables kilómetros de acequias y caminos que son las espinas dorsales que configuran nuestro paisaje. Además, esta bella relación es un excelente ejemplo de equilibrio y respeto entre naturaleza y hombre.

Zona de los embalses

La Sierra de Tramuntana se ha convertido en un enclave turístico de primer orden y de obligada visita. Su peculiaridad orográfica y su ubicación en la costa mediterránea hacen que sea un lugar que deba visitarse tanto en verano como en invierno. En las épocas calurosas se pueden visitar sus vírgenes playas, ubicadas a los pies de impactantes acantilados, el Torrente de Pareis es un claro ejemplo. En cambio, en épocas de menos calor,  lo mejor es dejar a un lado los bañadores y calzarse unas botas de montaña. Aunque la altura de la Sierra no supere los 1450 metros, presenta una topografía perfecta para la práctica de deportes de aventura: senderismo, escalada, espeleología y barranquismo.  Y no tenemos que olvidar su alto valor en patrimonio cultural y gastronómico.

Bella postal de invierno

Desde el Hotel Es Port les invitamos a conocer nuestra Sierra y sentirse como si estuvieran en su misma casa. Estamos seguros que no les defraudará.

24 horas
Información y Reservas
+34 971 631 650
REDES SOCIALES
Sigue conectado