(+34) 971 631 650

  RESERVA AHORA
ESP
Menu

El Mercado del Olivar de Palma, una muestra de los productos de nuestra tierra

El mercado del Olivar está situado en el centro de Palma, cerca de la calle de San Miquel. Este mercado es visitado todos los días por miles de ciudadanos que realizan sus compras de productos frescos y de temporada. El nombre tiene su origen en un antiguo convento conocido como el convento de las monjas del Olivar, que estaba ubicado en este mismo emplazamiento.

Productos frescos de Mercado
Productos frescos

Las monjas del Olivar, originarias de Santa Clara, llegaron a Mallorca en el siglo XV y se establecieron en el monasterio del Puig de Santa Magdalena de Inca. Poco después, se trasladaron a s’Egleieta, cerca del municipio de Esporles.

Donde hay el actual mercado del Olivar había un pequeño oratorio consagrado a Santa María del Olivar. En el 1530 las monjas de Santa Clara reciben una parcela para poder fundar un nuevo convento. A raíz de la existencia del oratorio y al hecho de que el lugar era un campo de olivos, el convento pasa a conocerse como tal.

Unos veinte años después, toda la congregación, por órdenes estrictas se instala en el nuevo convento. Éste ocupaba el espacio del actual mercado y de la plaza. Con la Ley de Desamortización de bienes eclesiásticos del 1835, las monjas fueron trasladadas y las instalaciones se utilizaron como prisión.

En 1888 las autoridades municipales derrumbaron el convento y posteriormente el oratorio y, no fue hasta mediados del siglo XX, cuando el ayuntamiento decidió erigir el mercado municipal, antes ubicado en la plaza Mayor.

Parada de embutidos de la tierra

Des de su inauguración, el mercado del Olivar ha sido un referente donde comprar  productos de calidad y frescos y, hoy en día, es el principal mercado que abastece el centro de Palma.

El edificio y sus alrededores han cambiado en estos últimos años. En el 1997 se construyó el aparcamiento subterráneo y, hace ocho años, el interior se modificó y se modernizó para poder competir con las grandes superficies. El mercado ofrece más de cien paradas de venta que combinan los productos frescos y de temporada con las nuevas demandas que exige la sociedad, como son la venta de productos exóticos o delicatessen. No obstante, el mercado aún conserva paradas regentadas por familias tradicionales, muchos todavía propietarios de paradas de pescado que tienen sus orígenes en el barrio de Santa Catalina de Palma, o los puestos de fruta y verdura, la mayoría procedentes de payeses de Sant Jordi o Sant Ferriol. Además, dispone de una buena oferta gastronómica y se pueden degustar tanto las tapas típicas mallorquinas como probar nuevos platos introducidos del extranjero.

Pescaderia familiar

Para conocer los productos de nuestra tierra, este mercado es de obligada visita. Si desean visitar el mercado infórmense  en la recepción del Hotel Es Port y les informaran.

24 horas
Información y Reservas
+34 971 631 650
REDES SOCIALES
Sigue conectado