(+34) 971 631 650

  RESERVA AHORA
ESP
MENU
Menu

El origen prehistórico de los caminos de Sóller.

  El valle de Sóller, desde tiempos inmemoriales, ha sido un gran atractivo para todas las culturas que han residido en nuestra isla, al ser un valle fértil, con abundante agua y un gran puerto natural (el más importante de la costa norte). Prehistóricos, talayóticos, griegos, fenicios, romanos y musulmanes han dejado, en Sóller, su huella fosilizada en forma de restos arqueológicos, lugares donde vivieron y también donde murieron. Sóller es uno de los pueblos de Mallorca que presenta mayor número de yacimientos arqueológicos, lo que refleja que fue frondosamente habitado a lo largo de los milenios. Pero uno de los restos arqueológicos que más se desconoce son los caminos, si los caminos. Aunque hoy en día los caminos de la Serra de Tramuntana (GR 221)los usen principalmente los excursionistas, estos en su origen fueron las rutas de comunicación entre las diferentes poblaciones prehistóricas de nuestro alrededor.

Camino del Barranco y entrada a la cueva de s'Alova.

Si hay que destacar una de estas rutas, esta seria el Barranc de Biniaraix. Esta impresionante formación geológica no solo nos impresiona a nosotros, sino que a nuestros antepasados no solo les impresionó por su belleza sino que hasta la dotaron de un valor simbólico y religioso. El Barranc de Biniaraix fue la principal ruta de comunicación del valle con la Serra de Tramuntana. El echo de ser un lugar tan escarpado y de difícil acceso hizo que los primeros mallorquinesllegaran a relacionar este camino como un lugar de conexión entre la vida y la muerte, ello queda reflejado por la presencia de un gran número de cuevas donde fueron enterrados sus difuntos.  La cueva de s’Alova destaca por sus dimensiones e importancia, ya que se sabe que allí se enterró la elite del poblado prehistórico mas importante del valle. Además de esta cueva cabe destacar la cueva de ses Alfàbies (tinajas), donde desde tiempos inmemoriales se recogía con estos grandes recipientes el agua que caía, gota a gota, por las estalactitas. Hoy en día aun se pueden contemplar alguna de ellas.

Cueva de ses Alfàbies y algunas tinajas

Actualmente el camino del Barranc de Biniaraix se divide en dos, el camino principal y el camino antiguo, este segundo seria el que nuestros antepasados usaron ja que el actual fue construido en el siglo XVI, cuando el uso de la pólvora permitió abrir otra vía entre las duras rocas calizas. Así que es de recomendable visitar este tramo de camino, para poder seguir la pisada de los antiguos mallorquines.

24 horas
Información y Reservas
+34 971 631 650
REDES SOCIALES
Sigue conectado