(+34) 971 631 650

  RESERVA AHORA
ESP
MENU
Menu

Las casas de nieve en la Serra de Tramuntana.

Pozo de neu

Como cada año, en la isla de Mallorca, las precipitaciones invernales caen en forma de nieve cubriendo las montañas más altas de la Serra de Tramuntana. Muchos de los habitantes de la isla aprovechan para subir hasta lo alto de la cima para jugar y disfrutar de la nieve. No obstante, el actual uso lúdico que le damos no fue igual en un tiempo no muy lejano. En la segunda mitad del siglo XX, la nieve, dio lugar a una de las actividades más importantes de la zona del Norte de Mallorca. Hablamos de la recogida y la comercialización de la nieve y el hielo, como oficio complementario a otras actividades que se desarrollaban en los alrededores; carboneros o cabreros, entre otros.

Parece ser que la recogida de la nieve tiene su origen en la época islámica de la isla, aunque las primeras noticias documentadas sobre su uso las localizamos en Fornalutx  el 1595. Cincuenta años más tarde  hubo una regularización de su comercio debido a su alta importancia económica. Tenía tres usos esenciales: Uno  primero era de tipo medicinal, la nieve servía para bajar la fiebre, para hemorragias, curar quemaduras y como estimulante. El otro fin era totalmente gastronómico, para la fabricación de helados, horchatas y derivados. Can Joan de s’Aigo de Palma fue fundado en el año 1700 y es uno de los bares más antiguos y conocidos de la Isla. Su origen está estrechamente vinculado con el trabajo de los “nevaters”, ya que allí  elaboraban y elaboran helados. Y por último, el hielo fue utilizado para conservar alimentos en las antiguas neveras pre eléctricas.

Casa de neu

Las casas de nieve fueron construidas exclusivamente para llevar a cabo esta labor, ya  que fueron centros destinados a almacenar la nieve en las zonas más altas de la Serra de Tramuntana. Las casas de nieve están conformadas principalmente por dos estructuras básicas. Una primera era “el pou de neu” que consistía en un gran agujero de forma elíptica, de hasta 20 metros de largo y 7 de profundidad, que era totalmente reforzado en su cara  interior con una pared de piedra “en sec”.  Este pozo era cubierto finalmente por un techo de vigas con cárritx.  Se accedía por un portal o dos portales ubicados en cada extremo y en los laterales habia ventanas “bombarderes” por donde se introducia la nieve con palas. Al lado, del pozo de nieve, normalmente había un porche que servía como refugio del  “nevater”, que era el encargado de alquilar la explotación del pozo. La nieve acumulada se iba prensando de tal manera que se convertía en duro hielo y se conservaba para ser distribuida en verano

Complejo de la casa de neu des Galileu.

.

Estas construcciones se encuentran localizadas, básicamente, en el Puig Major, Massanella y en otras cotas superiores a los 400 metros. Se trata de uno de mejores ejemplos de la piedra en seco de Mallorca que se complementaban con los caminos de herradura y las paredes de piedra de la Serra. Hay documentados y catalogados seis caminos relacionados con las casas de nieve: son el camino del Tomir, el de Massanella, el de Comafreda , el de les voltes d’en Galileu, el de na Franquesa i el de Son Torrella.

 

24 horas
Información y Reservas
+34 971 631 650
REDES SOCIALES
Sigue conectado