(+34) 971 631 650

  RESERVA AHORA
ESP
MENU
Menu

Caminando entre mar y acantilados en la costa de Sóller. El Pas de S’Heura.

Vista de la ruta

La excursión del Pas de s’Heura (hiedra) o también conocida como el Pas de sa Cordellina (cuerdecita) es sin duda la excursión costera más bella de todo el valle de Sóller. Este sendero discurre por los típicos acantilados costeros de nuestra costa norte. El contraste entre la horizontalidad del mar y la verticalidad de los riscos hacen que sea una excursión de gran belleza y muy apreciada en la cultura del senderismo de la isla. Además de paisaje podrán observar en el trayecto, desde una rica fauna y flora, hasta zonas típicas de cultivo de olivo y bellas casas tradicionales de montaña.

Como llegar

La excursión es de dificultad media tanto por la distancia del recorrido como por

Primer tramo de la ruta

el tipo de sendero. Antes de todo, puntualizar que la excursión no está indicada con señalización de GR, sino con simples mojones o puntos rojos en la roca. Por eso se recomienda salir, o con guía o con un mapa/gps. Si iniciamos la excursión des de el mismo Hotel Es Port debemos emprender el trayecto por la avenida Onze de Maig, ubicada justo enfrente de la salida de nuestro establecimiento. Desde esta avenida se debe continuar hacia la derecha hasta abandonar el núcleo urbano, subiendo por una empinada cuesta que debemos seguir hasta una curva muy pronunciada desde donde tendremos que tomar el Camino de S’Illeta, abandonando definitivamente la carretera principal a nuestra izquierda. Una vez en este camino deberemos continuar nuestro ascenso entre olivares, siempre siguiendo esta carretera principal. La carretera acaba en una barrera de hierro que dispone de una escalerita a su derecha para permitir el paso. Una vez en este punto el camino empieza a bordear los acantilados costeros y esta señalizado con mojones. A la mitad del trayecto el camino abandona la zona costera para penetrar tierra adentro entre riscos, haciendo que el mismo camino serpentee entre grandes rocas a modo de laberinto. Se aconseja estar muy atento para no perderse. Una vez finalizada esta zona el sendero desemboca en una pista de tierra que nos conducirá hasta Bàlitx de Dalt. En ese punto existen dos posibilidades, dependiendo de las ganas de andar de cada uno. El camino ya se encuentra indicado con postes de madera y nos abre la posibilidad de seguir la pista y llegar hasta el Mirador de ses Barques o desviarnos hacia la derecha donde el camino nos llevará de regreso hasta el puerto de Sóller.

Que ver

Vista del tramo final

A lo largo del trayecto podremos gozar de ver las típicas explotaciones de olivos con su arquitectura tradicional de piedra en seco, además de las impresionantes vistas de la Mallorca más virgen.

Notas importantes

Esta excursión, tanto por donde discurre como por la falta de buena señalización, no es apta para personas que no tengan mucha práctica con el montañismo. Si es un visitante se recomienda el uso de un guía. Se recomienda ir previsto de agua, con buen calzado y evitar, en verano,  las horas centrales del día, siendo preferible ir por la mañana temprano o al atardecer. Ir en grupos pequeños, aconsejable 3 personas como mínimo, y siempre antes de nuestra salida avisar, tanto en la recepción del Hotel como a algún conocido, de las salidas que realicemos

24 horas
Información y Reservas
+34 971 631 650
REDES SOCIALES
Sigue conectado